Tag Archives: Historias de voluntarios

Historias de Voluntarios XXVIII

El cisne negro voluntarios historias de voluntarios (1)Creo que la sonrisa es lo que define a cualquier voluntario. En mi caso, comencé hace 10 años como voluntaria, un poco por casualidad. A decir verdad, una casualidad buscada. Fue un invierno que nevó. Pensé que los animales de la protectora tendrían frío, así que revise mi armario y saqué unas mantas viejas a las que aún les podrían dar uso.

Lo subí y una vez allí me preguntaron si quería pasear a un perro. Se llamaba Calipso, era de tamaño pequeño pero tenía algunos años. No llevaba mucho y era muy bueno. Aquel primer paseo me marcó.

Siempre había pensado en que me darían mucha pena y no lo podría soportar, pero aquel día aprendí que mi pena no les iba a ayudar. Así que, volví a la siguiente semana, rellené el formulario y me hice voluntaria. Y entre paseos y sonrisas fue creciendo mi vínculo con ellos. Y no sólo de eso vive un perro o un gato. Era una oportunidad para trabajar sus miedos y a la vez los míos.

Se puede ser voluntario de muchas maneras y de cualquiera saldrás aprendiendo de ellos y viendo el mundo con otros ojos, los suyos. Desde limpiar una jaula, medicar, cepillarlos o simplemente sentarte con ellos, todo te llena.

Actualmente, no soy voluntaria en el refugio ya que adopté a una senior maravillosa, mi Luna y decidí coger una “baja por maternidad”. No era un caso fácil y requería de todo mi tiempo, pero esa historia la dejo para otro día. Aún así, sigo colaborando de otras formas: con donaciones, difundiendo animales en adopción, apoyando los eventos que hacen las asociaciones….

Haceros voluntarios y entre otras cosas, ganaréis una gran sonrisa y un brillo especial en los ojos.

El cisne negro voluntarios historias de voluntarios (2)Mari Carmen Ruiz

 

Historias de Voluntarios XXVII

 

Hola a todos/as!
Me presento, soy Susana y, entre otras cosas, SOY VOLUNTARIA DE “EL CISNE NEGRO VOLUNTARIOS”, lo digo así, en voz alta y clara! Una asociación llena de buena gente!

Desde siempre, amo, respeto y defiendo profundamente los derechos de los animales.
Conozco al El Cisne Negro Voluntarios desde hace ya un tiempo y fue de esta manera:
Mi hermano inauguró una peluquería canina en el Born, Barcelona, (www.borndog.com) y, juntos, decidimos que sería un buen momento para colaborar, de una manera “oficial” con una asociación que apoyase las causas de los animales. (Nosotros ya veníamos haciéndolo de manera particular).

El cisne negro voluntarios born dog

Así pues, estuvimos buscando información de varias protectoras, ONG’s…. y finalmente encontramos lo que buscábamos: La fantástica asociación El Cisne Negro!

Toda la información que encontrábamos sobre ella transmitía entusiasmo, frescura y “buenrollismo”! Así pues, contactamos con ellos para ofrecernos como punto colaborador y ponernos a su disposición. De inmediato recibimos respuesta y ya cuando conocimos personalmente a algunos/as de los/las voluntarios/as que forman parte de esta magnífica asociación, quedamos completamente enamorados! 

Desde entonces, en la peluquería, recogemos todo tipo de material que pueda tener una utilidad para esos animales que tanto lo necesitan: mantas, sábanas, toallas, pienso, latas de comida, accesorios… Eso sí, sin nuestros/as clientes no sería posible, ellos/as son nuestro mayor tesoro!
Y cuando recogemos algo de dinero ayudamos a pagar gastos de veterinarios, medicamentos para casos urgentes… ¡qué sé yo! un sinfín de cosas que con esa buena administración por parte de El Cisne, siempre consigue alargar ese dinero al máximo.

De manera personal, de vez en cuando, hago alguna manualidad para que, en las ferias a las que asiste “El Cisne”, puedan venderse y recoger así algo más de dinero.
Como veis, cada granito, suma! Y mucho! No cuesta nada ayudar un poco.
Verdaderamente, muchos animales nos necesitan, te necesitan!

Si me estás leyendo, y todavía no lo haces aún, te animo a que pruebes un día en hacer un pequeño gesto por los animales, seguro que puedes aportar mucho y quizás ni lo sabes.
Te propongo algo: ponte en contacto con El Cisne Negro, por ejemplo, y verás lo que puedes llegar a hacer sin darte cuenta, te recibiremos con los brazos abiertos todos/as!

 

Historias de Voluntarios XXV

Mi inicio como voluntaria es una historia de dos o mejor dicho de tres, Edu, Ninfa, un ser maravilloso que inicio todo esto y yo.
Todo empezó con una llamada de teléfono de FAADA, por si queríamos recibir información sobre animales abandonados y quien los ayudaba, a lo que no dude en decir que sí.
Al cabo de unos días me llegó una carta, siempre recordare al abrirla y ver una foto de una perrita blanca, sentí algo especial, en ella contaba su vida y decía: Hola soy Ninfa, soy una perrita maltratada, si me quieres apadrinar y conocer estoy en La Lliga protectora d’animals i plantes de Barcelona, y a allí fuimos a conocerla, y aquel día cambió nuestra vida.

el-cisne-negro-voluntarios-historias-de-voluntario-eli-1
Indiscutiblemente nos enamoramos de Ninfa, de aquel lugar y sus habitantes, al mes de ser padrinos nos hicimos voluntarios.
Aprendimos a limpiar jaulas, medicarlos, cuidar de ellos, pasearlos, quererlos. Junto a todas las personas que ayudan a que su vida sea mejor, hemos llorado, reído con ellos, me llevo amigos para toda la vida, parte de mi familia, sin ellos nuestro crecimiento personal no sería posible.
Más tarde nació El Cisne Negro, lo hemos visto crecer y es un orgullo, que aunque no podemos colaborar como voluntarios por tema de trabajo, pertenecer y ser unos cisnes.
Ahora más que ir de voluntarios, somos casa de acogida, así conocimos a El club de Kat asociación con la que colaboramos, sin dejarnos a Animals sense sostre, protectora con la que también tenemos relación.

No me imagino nuestra vida sin ayudar a los animales, cuando logramos que uno de ellos tenga un hogar vamos ayudar a otro, pero sin olvidar que es un trabajo en equipo voluntario o casa de acogida es un eslabón en una cadena, sin ese trabajo conjunto no es posible, sin el apoyo incondicional de la protectora, asociación, amigos y familia.

Un día diferente

Hace un año que, por casualidad… o no, entré en contacto con el mundo animalista y tuve la gran suerte de conocerlo a través de la Asociación El Cisne Negro. Ahora es habitual oír hablar de diferentes entidades, organizaciones, grupos asociativos… sin ánimo de lucro y que, con toda su empatía y disposición, se activan para ayudar al más necesitado, pero qué sucede con ese animal, llámese perro, gato, hámster, conejo, etc, que no puede defenderse, que no puede pedir ayuda deliberadamente, y no por eso deja de necesitarla.

El Cisne Negro me ha mostrado, de primera mano, que se puede proteger de muchas maneras a ese ser que, por mucho dolor que reciba, siempre está dispuesto a perdonar y a volver a abrir su corazón a un nuevo o nuevos humanos que lo quieran acoger.
Lo pude comprobar personalmente el domingo 22 de marzo, en una Jornada de Voluntariado en el Refugio La Amistad de Vallirana. Yo me estrenaba en esas tareas y sentí todo lo que he comentado unas líneas más arriba.
Aproximadamente 80 peludos esperando con ansias la compañía, el saludo, las caricias… de un humano, de un ser que probablemente le haya infringido un mal-trato en un pasado, pero ¿sabrán que venimos a ayudarlos? Me preguntaba yo. No lo sé, tal vez lo intuyan o simplemente estén dispuestos a disfrutar de ese momento contigo.

el-cisne-negro-voluntarios-refugio-la-amistad

Historias de Voluntarios XXIV

Hola amig@s, soy Montse Baylach ( SIII, LA QUE GANA TODOS LOS SORTEOS) y mi historia con el Cisne Negro comienza, creo, antes de que se fundara.

el-cisne-negro-voluntarios-historia-de-voluntarios

He tenido 5 periquitos, un hamster, 3 tortugas de tierra y 3 perretes, que por casualidad han sido caniches blancos los tres. El primero Simba, lo compré de cachorro ( por desconocimiento ) y murió con 14 años y medio. Con el tuvimos problemas de agresividad porque tenia un testículo dentro y hasta que no lo peramos sufrimos bastantes mordeduras.

A Jacky nos lo encontramos abandonado enfrente del colegio de mis hijos hará 11 años, (tenia 3 años) tenia chip de Ripollet y como nunca se pudo resolver el tema le pusimos el chip a mi nombre; el pobre venia desnutrido, tuvo epilepsia, mucho dolor y se meaba por toda la casa.Cuando ya habiamos solucionado este problema, le detectaron un soplo en el corazón y en medio año se nos fue, a los 9 añitos.

Historias de Voluntarios XXI

2

Soy Jose Martínez. Mi historia con los animales no sé bien bien cuando empezó, quizás se remonte a cuando en el pueblo mis abuelos compraban un pollito en el mercado (cosa que ahora veo fatal porque las condiciones en las que estaban eran horribles) y yo iba con el pollito por toda la casa y disfrutaba dandole de comer. Quizás venga también de que mi abuelo cogiera siempre los pajaritos caídos de nidos, fueramos a echar pan a las gaviotas, etc.

No tuve contacto con los perros hasta muuuuuucho más tarde porque les tenía un miedo espantoso y todavía me acuerdo de cómo me sentía, qué tonto! Era un niño muy friki así que cuando jugábamos a “Papás y mamás” en el cole yo quería ser el mono, entonces estaban papá, mamá, el hijo….y yo dando brincos y golpes en el pecho. Luego tuve una época hasta los 12 o 13 años donde me alejé bastante de todo esto y una tarde viendo Tarzán busqué información sobre gorilas y chimpancés etc (sigo siendo así de friki) y buscar eso en google es igual a buscar Jane Goodall, así que contacté con el Instituto y conocí los grupos Roots and Shoots. Formé parte de uno pero salí tiempo después porque no podía ir solo en tren (era más pequeño) y divulgué la campaña de los móviles en Montcada.

Empecé a leer y ver videos sobre animales otra vez, a leer los taaaantos problemas que tienen los pobres y a cabrearme cada vez más con tanta maldad, y sentí bastante impotencia. Entonces en una de las visitas de Jane a Barcelona conocí a Clara y estuvimos hablando bastante rato… Era lo que llevaba buscando mucho tiempo! Y sinceramente, esperaba algo más frío, no sé por qué, esperaba que se fuese a hacer la faena y ya está. Pero me encontré a gente muy muy loca y a una nueva familia, la relación va más allá de las ferias o las jornadas, y tuve mi hueco en seguida ganándome el título de polluelo.

Antes explicaba que los grupos Roots and Shoots eran solo para niños, pero vosotros lleváis todos la juventud por dentro (y no tan dentro, no os enfadéis jajajja), definitivamente he encontrado un hueco en el Cisne, amigos y un sitio para trabajar por lo que a todos nos mueve y nos une.

1Como algunos de vosotros, el peludo con el que vivo es comprado, yo lo pedí cuando era más pequeño y mis padres no tendrían toda la información que habría hecho falta, aun así me ha enseñado mucho y es un gran compañero y a la vez me ha hecho ver de que si en mi casa no se sabía, habrá muchas otras en las que tampoco, así que nos toca seguir y seguir y seguir!

Gracias por dejar un hueco al que se viste de mujer entre fira y fira o se pone una falda en la cabeza, se os quiere!

Nomino a Irene, que acaba de entrar!!!

Historias de Voluntarios XVIII

Bueno he sido invitada por estos maravillosos cisnes para hacer mi historia del voluntariado. Todo un honor pero que me requiere muuuucho que pensar jejejeje así que me voy a enrollar!
Y empiezo a recordar y a pensar y me doy cuenta que ya van 9 años en los que he ido a protectoras como voluntaria, y que me llevó? pues un perrete que me encontre, se llamaba Nil y lo encontre una noche paseando a mi único perro entonces, era sábado así que lo tuvimos hasta el lunes que fuimos al vete a mirarle el chip, y fue cuando nos dijeron que era un perro de prote, me acuerdo que lloré mucho, por que pensabamos que tenia una familia! pero aunque tenia 12 años recuerdo perfectamente cuando llegaron Xavi y Rosa a por el, fueron tan simpáticos y me invitaron a ir a verlo y me explicaron que estaría muy feliz que se me pasoo la pena! y que gracias le doy a nil por escaparse y llegar a mi!! asi que empece a ir a ASS, era muy peque y un terremoto y doy fe que sacaba un poco de quicio por que tenia muchas ganas y poca cabeza (como ahora pero peor) jejejeje.
Pero no os penseis, que también pase mi epoca del pavo con 15 años, en la que deje de ir una temporada a la prote, y estaba con mis amigos y los novietes jejehehe, pero eso duro pocoo y volví! alli comence a conocer a las maravillosas personas que hoy en dia siguen ahi! la super Conde, Raquel Garcia, Myriam, Tamara, Melania, Maribel, Olga , Monica, Sandra, Natalia, Iolanda y poodriaaa seguir y seguir! empece a acoger siempre pensando que no podría adoptar mas y que con los dos que tenia ya era bastante, pero llego ella, la princesa , y sin duda ella fue la suertuda que se quedó!

ines 2En todo este tiempo han sido muchos los buenos momentos, también los malos, he tenido la suerte de conocer maravillosas personas (vosotros incluidisimos) pero sobre todo he conocido muchas patas, muchas colas, muchos ojitos, de diferentes asociaciones, con diferentes pasados e historias, tamaños, edades, pero todos ellos siempre tenian algo en común, el amor hacia el voluntario, las ganas de vivir y sobretodo esa mirada que te pide y te agradece esos mimos y esas caricias , y eso no lo cambio por nada! pasaran muchos años pero el perro abandonado sigue siendo y sera sin duda el perro mas agradecido que puedes obtener!