Monthly Archives: noviembre 2013

Historias de Voluntarios XV

Siempre he sido amante de los animales, fuera donde fuera, estaba yo rodeada de ellos.

En casa de mis abuelos siempre había animales, recuerdo mi primera mascota, una oca. Me seguía donde yo fuera.

También solían tener gatos, como “Mimus”. Éramos inseparables yo le hacía las mil y una y él se dejaba. Se dejaba porque sabía que de aquella niña traviesa no podía salir maldad. Era un gato especial.

Siempre he tenido mucha conexión con los animales pero en especial con los perros. Toby y también Blanca, Dac…todos ellos tienen un pedacito de mi corazón. Pero la que tiene el pedacito más grande es mi princesa, Ibi, mi adorada mestiza. Ella ha sido la primera en formar parte de mi vida al completo, yo la he criado des de las 6 semanas de vida. Ella fue abandonada junto con sus 7 hermanos a las puertas de una tienda de animales y el universo hizo que Ibi se cruzara en mi vida. Desde entonces han sido 7 años de amor, compañía y convivencia conjunta.

Somos uno!

Desde aquel episodio de abandono que Ibi experimentó con tan solo 6 semanas, he querido ayudar como voluntaria, hacer algo para que esto no se repitiera… No sabía por dónde buscar, ni qué se tenía que hacer para ser voluntaria, ni sabía nada de las perreras, refugios, protectoras…. Supongo que uno no es consciente o no quiere saber la realidad….pero me puse a indagar por internet y me topé con las Jornadas de Voluntariado de El Cisne Negro. Sin pensármelo dos veces me animé a ir.

La primera vez que fui a una Jornada de Voluntariado me sentí un poco confundida, iba llena de amor para dar y regalar y fue un cúmulo de sensaciones que nunca había experimentado. Recibí la cálida bienvenida de todos los Cisnes.  Personas que no conocía, me abrieron los brazos sin pensarlo y enseguida me vino a la cabeza: “yo aquí encajo”.

Era una pieza de mi vida que estaba buscando hacía mucho tiempo y sentí que la había encontrado.

Jornada de Voluntariado en Badagats

¿MIRA QUIENES NOS ESTÁN ESPERANDO?

Vamos a recibir y dar mimos, al mismo tiempo que limpiamos el terreno, cambiamos el agua y la arena, colocamos el pienso y armamos las camitas!

Sábado 30 de noviembre a las 10:00 h. en Badagats, Badalona

También hay necesidades a cubrir y que podemos llevar:

- Pienso para gatos adultos y bebés.
- Latas de comida.
- MANTAS (prioridad en invierno).
- Arena para gatos.
- Artículos de limpieza.
- Pipetas para gatos.
- Desparasitarios internos.
- Medicamentos: Con los tiempos que vienen empiezan los resfriados y mocos: Desparasitantes que el principio activo lleve Drontal para gatos adultos y para peques Milbemax tales como  Vibracina y Flagyl jarbe, sueros R/L.

Si no puedes acompañarnos y quieres donar algo, puede acercarte al siguiente punto de recogida:

MAI FRIENDS peluqueria canina y felina: Calle Viladomat 26, Barrio de Sant Antoni, Barcelona

Unete a nuestro evento en facebook

Ver campaña relacionada

Campaña NO STOP

Mientras haya animales abandonados y en refugios, habrá muchas necesidades que cubrir. Por ello esta campaña, no para, no tiene fecha de vencimiento.

Todo, por mínimo que sea ayuda a mejorar las condiciones en que se encuentran los animales hasta que encuentren un nuevo hogar, además genera un alivio económico  a los constantes gastos que afrontan a diario los refugios.

La recogida de material es pricipalmente dirigida a perros y gatos que se encuentran en Asociaciones o Refugios de Barcelona y sus alrededores.

También se necesitan casetas de perros y gatos!

GRACIAS A NUESTROS PUNTOS DE RECOGIDA DE MATERIAL

EN BARCELONA

MAI FRIENDS: C/Viladomat, 26 – Barrio de Sant Antoni

PELUQUERIA STIGMA: Rambla Volart, 98 – Guinardó

BONIC: C/ Telegraf, 34 – Guinardó

CENTRE VETERINARI ARAGÓ: C/ Aragó, 659 bajos – El Clot

EN TERRASSA

L’AMIC: Av. Bejar, 41

Resumen Jornada Voluntariado en ASS por Esther Cayuela

“Es muy importante que hagáis lo que de verdad os importe…solo así podréis bendecir la vida cuando la muerte esté cerca”

Dedicado a todos los que no me entienden, entre otras cosas porque ya no me importa.

Erase una vez un grupo de voluntarios llamados “Cisnes”, cada vez más numerosos y cada vez con más compromisos. Los Cisnes tienen unos cuantos frentes abiertos, entre los cuales hay algún que otro compromiso “fijo” y otros tantos “variables”. Uno de esos compromisos “fijos” es subir a  Animals Sense Sostre una vez al mes, así que a principios, a mediados o a finales de mes según cuadre en su agenda, se organiza una “jornada de germanor”.

Las jornadas se alimentan de ilusión por parte de todos, sencillamente porque merecen la pena. Dar sin esperar nada a cambio nos engrandece y, por supuesto, nos llena, nos llena de una manera difícil de describir. Tal vez, como me decían el otro día, somos unos ilusos. Sí, puede que cisnes y voluntarios seamos un grupo de ilusos que pierde el tiempo ayudando y sin perseguir la gloria, pero es que tenemos un secreto: Nuestra satisfacción personal supera con creces la que pueda proporcionar cualquier aplauso.

Subimos a Vallirana en nombre de todos esos chuchos que pasan días, semanas, meses y años encerrados en una jaula esperando una oportunidad y no necesitamos ninguna palmadita en la espalda, porque no es ningún sacrificio; cada minuto en ASS es tremendamente gratificante. Nuestra labor merece la pena por sí misma y se nutre de la fuente inagotable del amor. Esos chuchos nos hacen mejores personas: Ellos nos enseñan el perdón. Ellos nos alternan un baño de humildad con otro de grandeza. No necesitamos más que una mirada de alguno de ellos para sentirnos satisfechos y si es un lametón, tocamos el cielo con la punta de los dedos…ya se sabe que lo que verdaderamente sana es el amor incondicional. Subir a Animals Sense Sostre convierte una actividad normal como pasear o limpiar en algo extraordinario y aunque sea difícil de creer, es fácil de sentir. Cisnes y voluntarios nos lo pasamos bomba , “fem pinya”, comemos juntos sentados en el suelo, hacemos el payaso, decimos tonterías, nos hacemos fotos que luego comentamos…sí, una jornada es algo muy bonito, porque todo lo que se hace con y por amor no puede dejar de serlo. Nuestro voluntariado no termina cuando llegamos a casa, precisamente porque pasa a formar parte de nuestra vida, enriqueciéndola constantemente.

Los voluntarios funcionamos con el corazón y, como todos los chuchos de ASS son también un poquito nuestros, nos emocionamos con las adopciones y nos sabe muy mal cuando les pasa algo. Nos vamos a casa pensando en ellos y nos estremecemos cuando el frío aprieta o el viento sopla sin piedad; desde nuestra ventana nos preguntamos si estarán pasando mucho frío solitos en su jaula…y lloramos en su nombre y pedimos a los que ya se han ido que cuiden a los que quedan. Nos preocupamos especialmente por los más viejitos e indefensos como Sugar , cuyo cuerpecillo ha sufrido por partida doble la injusticia en sus carnes, y aún así, cuando le abrimos y lo llamamos sale de su jaula muy despacito, en silencio, medio encogido, con los ojos profundamente tristes y la mirada dolida, pero MOVIENDO LA COLITA…Y es que, por increíble que parezca, a nuestro Sugar aún le queda un sincero agradecimiento en su pobre corazón…Hemos creado un evento y esperamos que algún alma piadosa se lleve a su casa a este noble viejete y pase en el abrigo de un hogar la última etapa de su vida.

Sugar, perquè hi creiem, ens en sortirem, ja ho veuràs, amic.
Bienaventurados los voluntarios que se comprometen de palabra y de hecho, ahora y siempre.

Esther Cayuela