Historias de voluntarios IV

Justo a tiempo antes que termine el último día… Me toca contar la siguiente historia y voy a comenzar contando mi experiencia en este mundo de voluntariado, como muchísima otras personas yo compre a mi Pritty, desconociendo totalmente la realidad que ahora conozco, el abandono, maltrato, criadores sin escrúpulos, el terrible maltrato de los galgos y un larguísimo etcétera.

Hace tiempo tengo una inquietud por el bienestar de los animales y principalmente por los perros, entonces me puse en campaña de ayudar de alguna manera y me acerqué a la Lliga de Animals y Plantes de Barcelona me hice voluntaria y comencé paseando y dándole mimos a los peludos, pero lo que no sabía es que allí iba a conocer a personas maravillosas con muchísimas inquietudes y más ganas aún de ayudar, de dar una mano y pude ver y ser participe del nacimiento del Cisne Negro.

De la mano del Cisne nacieron proyectos como la Web, Facebook, Twitter, ferias y más ferias, visita a los ancianos, campañas, difusión, visitas a protectoras, manifestaciones, alegrías y tristezas pero lo más importante la gran labor que se puede hacer junto a personas comprometidas.

Recuerdo cuando fui por primera vez a Animals sense Sostre junto a Clara y los primeros voluntarios del Cisne, realmente una experiencia inolvidable e importante para mi, desde aquel día no he dejado de ir, para dar y compartir con esos entrañables peludos que aunque están entre rejas con historias tristes en sus almas te reciben contentos moviendo el rabo a toda velocidad esperando una caricia. Como siempre digo es revitalizador estar junto a los peludos.

En mi caso particular hago lo que puedo, mi tiempo es limitado pero trato de estar y ayudar en la medida de mis posibilidades, animo a todos a conocer e involucrarse, siempre hay algo para hacer y siempre hay alguien que necesita tu ayuda.

Un abrazo y el elegido para la siguiente historia es Alex Navarro!!!

Adriana M.

¡Comenta!

Comentarios