Historias de voluntarios I

Vaya responsabilidad que me han dejado los Cisnes, inaugurar una serie de historias que se acontecerán cada 15 días, contando nuestra experiencia como voluntarios, como adoptantes o simplemente algo que queríamos compartir.

Pues mi historia es breve y todo aquel que tiene la dicha de compartir la vida con un perro adoptado me entenderá, no contare nada nuevo, solo una vivencia más de lo que nos sucede a diario y hay que estar atentos para no dejarla escapar.

Dedicado a: Cronopio, Paca, Pio, Manolo, Charito, Samantha, Patón y tantos otros animales que me han acompañado en mi vida.

 

Axa y Yo

Yo, Laura

ella, Axa mi maestra del alma.

Nos conocimos hace dos años,

nos miramos y nos elegimos.

Ella, ojos miel, hocico marrón, orejas paradas

Yo, con una herida en el alma.

 

Ella, un pasado incierto que termino con su vida en esa jaula,

yo aún recordando otros ojos, otra cara.

Así una nueva oportunidad se nos presento

y empezamos nuestro camino juntas.

Aún hoy muchos recuerdos y muchos miedos nos acompañan,

pero no enturbian la alegría de despertar juntas, cada mañana.

 

M. Laura Darriba,

Voluntaria del Cisne Negro

¿Por qué voluntaria de animales? Pues siento que es lo mínimo que puedo hacer, no es un esfuerzo extra, es un placer extra compartir mi vida con animales, desde que nací siempre estuve acompañada de ellos y quiero que sea así para el resto de mi vida.

Y la próxima voluntaria que contara una historia es…Clara Carrillo


 

¡Comenta!

Comentarios